lunes, 2 de abril de 2012

Banksy

La fama y el anonimato. Dos status sociales netamente contradictorios. En este frenético mundo que todo lo celebra para buscar un lugar de identificación, se consagra a miles de actores, músicos, modelos, deportistas, políticos  o simplemente “celebridades de la vida real” (léase giles de gran hermano u algún otro reality) para cumplir tal objetivo. El reconocimiento público rara vez es compatible con el “no me hinchen las bolas que quiero hacer mi vida tranquilo”… Claro, esto salvo que tú seas Banksy, uno de los pocos genios capaces de conciliar ambos.


Se trata de un famoso desconocido, formado en el mundo del Graffiti y el Stencil, técnicas utilizadas dentro del arte callejero del cual Banksy es considerado el gurú moderno. De su historia se conocen ciertos detalles aunque la incertidumbre acerca de su verdadera persona hace caer todo en la nebulosa del misterio acerca de qué es real y qué no. Se dice es originario de Bristol, pequeña urbe al sur de Inglaterra aunque no muy distante de Londres, ciudad a la que migrara luego de teñir con su impronta los muros de su localidad. 

La genialidad de Banksy, reside en  lo contradictorio de los mensajes que ha pintado alrededor del planeta. Señalando ironías de la vida, enviando mensajes de esperanza u apuntando hacia el orden instaurado, ataca la cotidianeidad que rodea nuestras vidas con un sarcasmo gráfico inaudito e irreverente. Igualmente se ve obligado a relativizar el impacto de sus creaciones, por no considerar tengan el ímpetu necesario para desencadenar los cambios que grafica. Se burla de sí mismo al proponer que “Si el graffiti cambiara algo, sería ilegal”.

Las ratas son uno de sus sellos característicos. ¿Viva la “Rat Race”? 
Sus pintadas más reconocidas suelen ser también aquellas que golpean de forma más fuerte el ojo de quién las enfrenta, un estímulo equiparable a la patada de un pura sangre en los testículos, o tener que ver a Tinelli seis horas seguidas con el dispositivo de rehabilitación de la naranja mecánica. Una muestra de su perspicacia consiste en llenar de bolsas de regalos a Cristo en la cruz, indicando cómo la Navidad se ha convertido en una fiesta de consumo sumamente materialista, echando por tierra la celebración del nacimiento de quién fuera proclamado mesías por parte de una vasta comunidad religiosa. En forma análoga, nos golpea un terceto que alinea peculiares personajes. Tenemos al ratón infantil más reconocido y al payaso de las hamburguesas junto a un niño desnudo y desnutrido arrastrado en andas por los dos personajes “marketineros” de las corporaciones que representan. Sencillamente adorable, para encuadrar y poner junto a esa foto familiar que tanto nos regocija sabiendo no tenemos carencias de ningún tipo, tanto que llegamos a estar tan al pedo como para leer este artículo.


Este vándalo callejero, que comenzara su “pintoresca” cruzada por allá en 1998 en Gran Bretaña, ha sabido trascender de gran forma para alcanzar el status de referente internacional. Los modernos medios de comunicación claramente han ayudado de gran forma a la difusión de su trabajo. Esto le ha valido la oportunidad de hacer de esta actividad que emprendiera como pasatiempo, un modo de vida ostensiblemente bien remunerado, permitiéndole esto desarrollar  ese caudal imaginativo en una miríada de direcciones. Ha incursionado de esta forma en el mundo del “Prankumentary”, es decir, la realización de documentales hechos para burlarse del público incauto, sino basta con ver “Exit Through the Gift Shop”. Algunos de sus stencils, adornan bajo la forma de proyección el muro que gira Roger Waters en su gira The Wall por todo el mundo. Aunque una de sus perlas más recientes ha sido la creación de una presentación alternativa para un capítulo de la serie de la familia más vista de la televisión: nada más ni nada menos que Los Simpsons. Te invito a ver esta joyita de la animación, que como todo incluye crítica, pues sino no se trataría verdaderamente de Banksy.



Muchas historias rodean y acrecientan el mito de este virtuoso graffitero. Es así que ha realizado una serie imperdible de pintadas en el muro de los lamentos, ése que separa el territorio palestino del israelí, burlándose de lo que pueda verse tras de dicha muralla. Se permite soñar hermosos pero inexistentes paisajes, o con la posibilidad de trepar tal pared usando falsas escaleras. Otro episodio épico, lo ha mantenido a lo largo del tiempo con Robbo, otra leyenda del stencil, desafiándose divertidamente en un espacio pintado y repintado a través del tiempo. Disfruta de esta secuencia aquí. Si este rebelde de trincheta, placas y latas de pintura ha sabido cautivarte, te convidamos a que lo descubras más a fondo en su propio sitio y a que te animes a escribir en tu ciudad todo lo que te provoque rayar o mostrando lo que te molesta, así tal vez estés un paso más cerca de cambiar algo, o no… Quizás solo te diviertas o termines preso. Aún así, ¡a agitar ese spray que hay mucha propiedad que infringir!



7 comentarios:

  1. interesante y muy llamativo pero lo q nesesito saber es el mensaje q deje el intro de los simpsons con relacion a banski

    ResponderEliminar
  2. hasta ahora todo lo q se de bansky es muy ineresante e inspirador quisiera saber mas

    ResponderEliminar
  3. Querido amigo anonimo: No me queda muy claro cual es tu pregunta. La presentacion de Los Simpson fue escrita y dirigida por el mismisimo Banksy y el mensaje que intenta dejar creo que es bastante directo. Espero haber ayudado en algo. El mundo Banksy es absolutamente maravilloso.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6/7/12 16:43

    Ni leii no vale la pena perder el tiempo, le preste atencion a algunas cosas. sinceramente NO ES PERSONA GRATA PARA EL ARTE. HAY OTRAS MANERAS

    ResponderEliminar
  5. Gracias por haber pasado por nuestro Imperio querido amigo. Con o sin arte, te esperamos cuando gustes.

    ResponderEliminar
  6. Hola. Pues yo tengo que decir que Bansky es uno de mis artistas preferidos. De hecho, lo he elegido para realizar un trabajo sobre él (para clase) y esta página me ha sido muy útil así que... ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Basura, no arte.. simplemente

    ResponderEliminar

Comentarios???